El espectador (transeúntes, ciudadanos y ciudadanas) entrarán en un espacio escénico donde el olor cobrará toda la importancia que no le damos en la vida y de esta forma evocará y nos removerá en nuestro interior esos recuerdos, que en muchas ocasiones queremos olvidar, para llegar a entrar en un juego donde de una forma indirecta les hará participe de la historia del personaje.  Santi aprende del Teatro de los Sentidos de Enrique Vargas que el olfato es el sentido que más recuerdo almacena en nuestro interior y por esta razón por la que Senso decide impregnar al vestuario que lleva con olores a sudor, tabaco, alcohol, orín, alquitrán, a ciudad.

La propuesta es un proceso de búsqueda interior, tanto para el personaje como para el espectador, cargada de un gran contenido social, emocional y sensorial. Si bien  “Hiela el Calor” no es una propuesta convencional por su puesta en escena, la razón es que tal como se presenta, es el camino para que el espectador sienta en primera persona y sea lo más real posible la vivencia para llegar a un entendimiento más sincero del personaje, el cual refleja la vida de tantos y tantos VAGAMUNDO en la situación que están o mejor dicho en la que la sociedad les encasillan, juzgan e incluso muchas veces intentan elegir por ellos.

¿CUÁNDO NOS DAREMOS CUENTA QUE TAL VEZ ESTÉN FELICES EN LA CALLE?

¿ALGUIEN DE VERDAD LO PENSÓ ALGUNA VEZ?

Estamos ante una obra que, con las bases del teatro sensorial, nos hace reflexionar sobre la vida, la muerte y el poso que dejan los que se van definitivamente de nuestro lado.

La recreación de los recuerdos del personaje se individualiza en cada uno de los espectadores de manera previa antes de empezar la obra, lo cual invita a reflexionar sobre la propia vida, además de prepararnos para el camino a recorrer durante la representación.

El desgarro que se produce al ver la decadencia de un vagabundo se traslada a los sentidos ya que, en la línea del teatro más vanguardista, oleremos con él, comeremos con él y llegaremos a todos los extremos de la existencia de su mano.

¿Te atreverías a darLE una sonrisa? 

Creada e interpretada por Santi Senso

Dramaturgia de Elena Sánchez Nevado y Santi Senso

Foto del cartel Jorge Pino

 

En los más de 8 años de representaciones han formado parte del elenco Actores, Actrices, Bailarines, Dramaturgos, Músicos, Pintores como Patxidifuso, Zoe Sepúlveda, Alberto Arcos, Rocio Burgos, José J. Serrano, Rodrigo Villagrán, Erika Quintana, Francisco Pizarro Rino, Cristina Polo Mangut que habitaban las estancias de esta historia tan real como irreal por el rechazo humano a la SOLEDAD.

Afortunado de tener  a mis  padres (Dionisia Bejarano y Santiago Senso) porque fueron y son parte protagonista de este mi primer Acto Intimo y de todos los que les están sucediendo. Ellos siempre dicen que no es que acepten mi manera de comunicarME, exponerME y regalarME al mundo sino que me acompañan y son participes de las locuras lindas de su hijo. ¡Les AMO tanto!